Como dirían los fans de la serie Juego de Tronos “winter is comming” y viene acompañado de un aumento de las facturas de energía eléctrica, ¿verdad?

Desde Iberoelectra, como comercializadora eléctrica para empresas y pymes, somos conscientes de la importancia que supone el ahorro energético en empresas, ya que es un beneficio económico directo y además, una contribución a la mejora del bienestar social y a la lucha contra el cambio climático. Por ello, vamos a dar algunas pautas e ideas para fomentar la reducción del consumo de energía en una empresa.

  • Cómo reducir el consumo de energía eléctrica en tu empresa

El cambio de hora o la  bajada de temperaturas son algunas de las principales causas que provocan un aumento de las facturas a final de mes, por lo que centrarnos en cómo ahorrar en tu negocio a través de la energía eléctrica se vuelve más esencial durante el invierno. No hay una fórmula mágica pero sí se puede hacer magia en la factura final con pequeños gestos en el día a día. ¡Toma nota!

On/Off: antes de irte, revisa tus herramientas de trabajo

En numerosas ocasiones es posible que tengas prisa a la hora de salir del trabajo y, sin darte cuenta, te dejes el ordenador encendido (u otros aparatos electrónicos que se utilizan durante una jornada laboral). Un truco es tener a mano una pequeña checklist con los aparatos que debes revisar como el ordenador, la pantalla, el cargador de móvil enchufado a la red, las regletas con interruptor… Es un sencillo recordatorio con el que ahorrar a final de mes.

Luz natural y bombillas LEDs: ahorro directo

¿Sabías que una bombilla LED te permite ahorrar entre un 70% y 90% del consumo de iluminación? Si quieres reducir el consumo de energía eléctrica, empezar por sustituir las bombillas que tienes por unas de bajo consumo, es el primer paso. Además, si tienes la suerte de disponer de una oficina exterior, con luz natural, ¡aprovéchala! Muchas veces por inercia darás al interruptor para encender las luces a primera hora de la mañana sin darte cuenta que hasta dentro de un rato no hace falta iluminación artificial, ya que es posible que todavía no están tus empleados en su puesto laboral, ni haya nadie trabajando y que por ende requiera de luz artificial en esas horas, ¿no crees?

Temporizadores: zonas de paso bien iluminadas

Di sí a los temporizadores en las zonas comunes. El baño, la cocina, el pasillo… esas zonas de la empresa suelen ser transitadas de forma regular, por ello suelen estar encendidas ya que por regla general ninguna persona tiene la rutina de apagarla, ¿a que sí? Con temporizadores de movimiento la luz solo se encenderá cuando una persona la necesite, lo que hará que no tengas que ser tú el que ande detrás apagando, ni tampoco haya siempre una queja común sobre este tema. En definitiva, ¡ahorrarás en tiempo y dinero!

Programar la calefacción: mantén un entorno cálido

Los temporizadores son clave para el ahorro y el bienestar general pero la calefacción, ¡también! Tener programada la calefacción de la empresa conseguirá que cuando lleguen tus empleados el clima sea positivo y ayude a trabajar mejor.

Por ejemplo, si la hora de entrada es a las 9 a.m., puedes encender la calefacción un rato antes para que la llegada al puesto de trabajo sea mucho más cálida y gratificante. Cuando el ambiente alcance su punto, puedes programar su apagado. Ya que, si se trata de una empresa de 10 personas, el calor humano siempre favorece a que se mantenga una atmósfera óptima.

Aislantes térmicos: una inversión con futuro

Un aislante térmico en ventanas, paredes, fachadas suponen un ahorro de hasta el 60% en el consumo de la calefacción a largo plazo, pero es cierto que en un primer momento es una inversión mayor. Como idea para favorecer el ahorro energético de una empresa, es la más favorable en cuanto a ahorro. Por ello, invertir en mejorar la configuración de la empresa en pro de un futuro más sostenible y con un mayor ahorro energético es la mejor idea.

Concienciar: el primer paso para el ahorro energético de tu empresa

Seguramente algunas de estas ideas ya se estén aplicando en tu empresa, pero si no se argumenta y comunica a los empleados acerca de la importancia de las medidas es muy posible que no estén concienciados ni lo tomen en serio. Lo mejor es que el referente del negocio divulgue con el ejemplo y explique el por qué se llevan a cabo. Porque si un empresario que tiene a su cargo a otras personas no está sensibilizado con la importancia del ahorro energético en su empresa, ¿cómo lo van a hacer los empleados?

El ahorro energético en las empresas parte desde una concienciación y compromiso por parte de todos los agentes (empleados, proveedores, clientes, etc.). A través de la implementación de pequeños gestos como promocionar la movilidad sostenible entre tus empleados o el teletrabajo (entre otros), se puede generar un ahorro energético mensual.

Si quieres saber más sobre ahorro de energía para tu negocio, ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte a alcanzar el éxito energético en tu empresa.