A la hora de elegir una comercializadora de energía eléctrica para tu negocio es importante que conozcas todo, desde los grandes beneficios hasta los aspectos más destacados y que debes tener en cuenta. Es por ello que, desde Iberoelectra, como comercializadora eléctrica para empresas y pymes, queremos darte a conocer qué son los contratos temporales haciendo un repaso por todo lo que necesitas saber para empezar a ahorrar en tu negocio. ¡Allá vamos!

¿Qué son los contratos temporales en una comercializadora de energía eléctrica?

Actualmente, además de los suministros ordinarios de contratación de energía eléctrica anual, existen otras modalidades de contrato que pueden permitirte flexibilizar y ahorrar en la factura final, sobretodo en ciertas empresas o sectores que ven en sus facturas finales un amplio gasto. Esta tipología de contrato es la que llamamos contratos temporales de energía eléctrica.

Un contrato temporal es aquel que prevé una utilización del suministro con una duración inferior a un año y de forma repetitiva en los sucesivos años, es decir, se marca un patrón de meses de uso y se excluyen los meses que no se precisen los servicios. Por ello, durante los meses en los que el contrato no está activo, la empresa no recibe suministro eléctrico.

Suele haber cierta confusión cuando se habla de contrato temporal, ya que éste es confundido con el contrato eventual de energía eléctrica. La principal diferencia entre ambos es que el contrato eventual se establece para menos de 12 meses, pero únicamente para un fin concreto, transitorio y esporádico. Por ejemplo, contratos por obra, provisionales, de ferias, etc…

¿Qué ventajas tienen los contratos temporales para tu empresa?

Una de las ventajas más significativas que nos permite un contrato temporal a través de una comercializadora de energía eléctrica es la aplicación de unos coeficientes sobre el término de potencia imputado en los meses en los que se necesitan en la empresa. Estos coeficientes aumentan un máximo del 200% y un mínimo del 150% en función de los meses en los que la empresa necesita la potencia.

¿Bajo qué Decreto se rigen los contratos temporales de energía eléctrica?

Los contratos temporales se rigen según lo contemplado en:

  • Real Decreto 1164/2001.
  • Real Decreto 1578/2008.
  • ITC 2794/2007.

En el anexo II de la ITC 2794/2007 se definen las temporadas eléctricas para la península y en el Real Decreto 1164/2001 y el Real Decreto 1578/2008, en su disposición adicional sexta, están contemplados los coeficientes de incremento del contrato de temporada en el término de potencia y las restricciones.

De forma anual, cuando se solicita la activación del contrato de temporada, la distribuidora cobrará los «derechos de enganche» que vienen definidos en la Orden ITC 3519/2009. También, hay que tener en cuenta que el CIE o Boletín Eléctrico debe de estar al día para que la distribuidora proceda a realizar el enganche, de modo que antes que el CIE caduque se debe actualizar.

Actualmente, a efectos de facturación de los suministros de temporada, ya no se sigue aplicando la reducción que se establece en la disposición adicional sexta del RD 1578/2008 ya que, el RDL 9/2013 del sector eléctrico dice que «quedan derogadas las normas de igual o inferior rango en cuanto contradigan o se opongan a lo dispuesto en el presente real decreto-ley» y expresamente queda derogado el Real Decreto 1578/2008, de 26 de septiembre, de retribución de la actividad de producción de energía eléctrica mediante tecnología solar fotovoltaica para instalaciones posteriores a la fecha límite de mantenimiento de la retribución del Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, para dicha tecnología. Dado que no hay ninguna excepción al respecto, se deroga toda la norma, si se hubiera pretendido dejar en vigor la disposición adicional sexta del RD 1578/2008 se habría exceptuado explícitamente.

¿Qué tipo de empresa precisa este tipo de contrato para ahorrar en su factura de energía eléctrica?

Es importante conocer qué tipo de empresas, por su razón de ser, es recomendable que utilicen este tipo de contrato para ahorrar en su factura de energía: Almazaras, Cooperativas temporales, Sociedades de riego, empresas del sector juguetes y, en general, cualquier empresa o actividad que tenga una duración de varios meses al año. Para verificar la conveniencia o no de contratar esta modalidad temporal, se requiere de un estudio previo, Iberoelectra puede realizarlo y asesorarte.

Por ello, si crees que este tipo de contrato temporal podría ser lo que tu empresa necesita, ya que por su razón de ser no precisa un servicio de energía eléctrica ordinario, contacta con nosotros, de esta manera y sin ningún compromiso, podremos asesorarte acerca de qué es lo mejor para tu negocio.

¡Empieza a ahorrar en energía eléctrica en tu empresa!